Objetivo prioritario: la reactivación de Huelva

No habrá justicia social ni equidad si nuestra sociedad entra en un proceso decadente que no permita que las personas puedan realizar sus proyectos de vida. Igual que tenemos cada vez más personas en riesgo de pobreza, también esto ocurre con los territorios, y nuestra provincia de Huelva está ya en riesgo de entrar en un proceso de deterioro económico y social que puede llevarnos a situaciones límites.

Casi el 10% de nuestra población necesita que se le ayude en necesidades básicas como la alimentación, nuestras tasas de actividad económica caen sin parar y los sectores emergentes como la agricultura intensiva, el turismo o la minería no pueden tirar de un carro tan enorme como el de los numerosos sectores que han entrado en recesión en Huelva.

Debemos ponernos todos manos a la obra, pues tenemos un objetivo claro, la reactivación de esta sociedad decadente en la que se está convirtiendo Huelva. En esta misma revista nuestro compañero Juan José García del Hoyo, alerta de la escasez de inversiones en infraestructura que tiene nuestra tierra, es algo histórico, pero ahora todavía se ven las consecuencias de una forma más alarmante. Este es un reto de todos y necesita unión, pues la lucha partidista en el ámbito político está impidiendo que se piense en Huelva antes que los intereses particulares de las diferentes fuerzas políticas.

Todos coincidimos con el análisis, incluso se han creado numerosas asociaciones y grupos para luchar por las infraestructuras de Huelva, lo necesario ahora es la efectividad, no podemos seguir siendo los damnificados de la política española. En el siglo XIX, Huelva fue de las provincias que más aportó al erario español, a pesar de que aquí no se invirtió apenas dinero público, lo mismo ocurrió en el siglo XX, Huelva es la gran perdedora de la época franquista y de la democracia, por la escasez de inversiones en nuestra tierra.

El resultado es que son cada vez más necesarias instituciones como RESURGIR o el Banco de Alimentos para dar cobertura a una gran parte de la población en las que no trabaja ningún miembro de la familia o lo hacen en empleos temporales que no les permiten desarrollar su potencial. Ello sin hablar de la enorme diáspora de nuestros mejores jóvenes que se tienen que ir al resto de España o al extranjero.

Es la hora de Huelva, nos toca a nosotros no sólo pedir las infraestructuras e inversiones, sino conseguirlas de forma efectiva, pues la pobreza en Huelva, no sólo no está disminuyendo sino aumentando. Hace sólo 5 años el Banco de Alimentos de Huelva necesitaba repartir 800.000 Kg., ahora se precisa, para este 2017, 3 millones de Kg., RESURGIR cada vez tiene más beneficiarios que vienen con mayor asiduidad al Economato, que se ha constituido en una actividad vital para miles de familias.

Ya dijimos en otro número de la revista RESURGIR, que es necesario hacer de Huelva una provincia transformadora, hemos triunfado en la extracción (de minerales, pesca, agricultura), pero en la transformación de nuestros productos hemos fracasado históricamente. Es el momento de fomentar que transformemos en un mundo que cada vez demanda productos más elaborados. Este es, junto con la creación de infraestructuras, nuestro gran reto, y no sólo es un problema económico, es un dilema social, ya no hay empleo de calidad en Huelva, entendiéndolo por aquel que te da lo justo para vivir, como los mileuristas, pues en nuestra tierra ya ni eso. Nuestros jóvenes no tienen apenas oportunidades y si seguimos con los ojos cerrados, pronto estarán en las puertas de la pobreza. Algunas de nuestras comarcas onubenses están a la cabeza del desempleo de todas las de la Unión Europea, por todo ello, es el momento de Huelva y hemos de luchar por ella.

Y mientras mejoramos, una vez más, acabamos esta ventana de la revista animando a todos los voluntarios de RESURGIR y de otras instituciones, a que sigan con su importante labor, que ahora es más necesaria que nunca, pues las estadísticas nos siguen diciendo que en Huelva tenemos un enorme problema social, económico y alimentario y debemos entre todos ayudar a paliarlo, aunque ya hay que ir proponiendo y consiguiendo soluciones más a largo plazo.

UN ARTÍCULO DE

Francisco José Martínez López

Rector de la Universidad de Huelva

Nuestra revista

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: “La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas”.

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Sonríe. Es tiempo de agradecer

Cda vez somos más las personas y entidades empeñadas en diseñar esa nueva economía basada en parámetros humanos.

Huelva: salir de la espiral de la pobreza

La pobreza tiene muchos matices. Cuando uno cae en ella, no solamente es pobre económicamente.

Solidaridad: mucho más que una palabra

Entrevistamos a algunos de los voluntarios que están ayudando a hacer posible este maravilloso proyecto.

Objetivo: Hambre Cero

Cada vez son más las personas y entidades que se suman al desafío Hambre Cero.

Despierta, actúa, busca el compromiso

Incluimos una entrevista al alcalde de Huelva, Gabriel Cruz.

Descubriendo otra realidad

Entrevistamos a Juan José García del Hoyo, Presidente del CES y catedrático.

Artículos publicados

Juan José García del Hoyo, Presidente del CES: “Espero que esta Huelva despierte”

Los cambios necesarios deben comenzar por una inversión pública que compense el déficit acumulado y eso significa carreteras, con una nueva conexión con Extremadura que permita la salida de productos a través de la Vía de la Plata; significa infraestructuras ferroviarias, al menos una línea moderna del siglo XXI y no una del siglo XIX…

El final del júbilo

¡Lástima de tribu deshonrada!,
nos han crecido con hedor el olvido,
quién vivirá con dignidad su júbilo,
quién puso la hebilla tan alta
para acabar la vida en el desaire,
quién movió la escalera.

Huelva capital: otro escenario económico debe ser posible

Trasladándonos en el tiempo más de quinientos años, dar la vuelta a la situación económica de Huelva capital es el proyecto. Igual que D. Cristóbal buscaba abrir una nueva vía que conectara occidente con oriente, ahora hemos de encontrar una nueva vía para conectar el pasado y el presente con el futuro.

El nenúfar que brota, saliendo a la superficie

La gente que está detrás de Resurgir es nada más y nada menos que buena gente. Humanos con sus propias vidas y, sin duda, con sus propios problemas, que deciden no pasar de largo ante el sufrimiento ajeno.

Entrevista con D. José Villaplana, Obispo de Huelva

Resurgir está siendo una iniciativa muy interesante e importante que especialmente en esta época de crisis está ayudando a muchísimas personas.
Hay que tomar ejemplo, y todas las entidades tenemos que ser conscientes de que el tema de la pobreza nos invita siempre a plantearnos nuevos retos y nuevas perspectivas porque es muy cambiante.

Un mundo habitable para sensibles

Ayer se acercó Juan al basurero,
era su debut como pobre,
le dolieron las tripas
y vomitó en el contenedor
soltando la primera lágrima.