Lo hicimos porque no sabíamos que era imposible

Lo que comenzó como un proyecto pequeño y solidario, capaz de ayudar a 450 familias al mes, ha tenido que ponerse las pilas para dar cobertura a cerca de 2.000. Estamos desbordados, pero no estamos solos. Nuestra iniciativa ha tenido la acogida y repercusión que merece, así que aquí seguimos, veinte años después.

Resurgir es una asociación sin ánimo de lucro que nace de la inquietud de un grupo de ciudadanos que, desde el humanismo cristiano, entienden que la relación de ayuda con las familias en situación de pobreza económica no puede seguir sosteniendose sobre una base de limosna, a veces ridícula e incluso paternalista, que produce aún más humillación en el pobre. Nos planteábamos cómo ayudar a las familias en situación de pobreza, sin paternalismo. De igual a igual, respetando su dignidad. Era difícil encontrar un fórmula nueva no solo solidaria, sino jurídicamente viable. Pero por fin nació.

En estos años hemos visto cambiar radicalmente el perfil de la pobreza. Lo que inicialmente eran colectivos en riesgo de exclusión, personas de etnia gitana, inmigrantes llegados a nuestras costas… están ahora acompañados por cientos de familias onubenses, a las que la crisis ha golpeado con particular dureza. Familias con todos sus miembros en paro, jubilados al límite de la subsistencia. Niños cuyo hogar ha sido desmantelado por deshaucios. Familias monoparentales sin trabajo, a veces con discapacitados a su cargo

Desde el principio, nuestro objetivo no ha sido crear una organización más que ayude a los pobres, no. Queremos crear recursos nuevos para el servicio de todas las organizaciones que de verdad luchan contra la pobreza mediante limosnas, vales y otras aportaciones a las familias más necesitadas, permitiendo sumar y multiplicar los esfuerzos.

cestita
Buscamos las causas de la pobreza crónica y, en la medida en que nos es posible, tratamos de darle respuesta a través de un equipo jurídico y de gestión: éste, de forma gratuita, orienta sobre los distintos recursos existentes en la comunidad. La relación de ayuda debe de nacer de la demanda del otro; se debe realizar a un nivel de igual a igual, sin paternalismo, sin aires de superioridad, con afecto, con sencillez y con cariño.

En esta línea, con la inapreciable ayuda de entidades y particulares, venimos trabajando desde 1997, hasta que nacemos formalmente como asociación en marzo de 1999. Hoy por hoy, nuestro Economato, con más de 300 artículos de alimentación, aseo personal y limpieza de la casa a menos del 25% del precio de coste de mayorista o fabricante, es una realidad de la que se benefician cada mes entre 1500 y 2000 familias de la ciudad y provincia de Huelva.