Entrevista a José Luis García-Palacios Álvarez, Presidente de la FOE

Cuando escuché mi nombre por los pasillos de la planta noble de las oficinas de la FOE comprobé que me encontraba ante ese hombre joven, amable y afable, que preside la entidad desde un comportamiento cercano a todos y con el objetivo de sumar voluntades. Una persona que huye del encorsetamiento de los protocolos estrictos y que muestra esa sonrisa cómplice que te invita a abordar cualquier tema desde la más absoluta confianza.

 

El día se presentaba gris y oscuro, de los que te obligan a pasear el paraguas que luego dejas en cualquier lugar, aunque por las ventanas del despacho se atisbaban a esa hora los rayos de sol que ilumina el optimismo desde el que García Palacios aborda hace quince meses su nuevo reto.

-¿Cómo ve la situación real de Huelva en cuanto a la economía?

-Puede tener distintas valoraciones, las expectativas, la actual y esas dichosas asignaturas pendientes que de alguna manera nos obligan a estar en la situación que, dependiendo de los puntos de vista de los beneficiados o damnificados, pueden entenderse de una manera más o menos favorable.

-Comencemos por la parte optimista.

-El mensaje que hay que dar constantemente a la sociedad es de optimismo. Reflexiones muy inteligentes a lo largo de la historia nos dicen que el pesimismo procede de la inteligencia y el optimismo de la voluntad, y como la inteligencia es un don divino y la voluntad algo que trabaja el ser humano, yo tiendo a ser optimista para seguir alimentando esa voluntad que dicen mueve montañas.

-Ve entonces la situación de forma positiva.

-Las expectativas de la Provincia son positivas. Hay muchos mimbres para hacer un magnifico canasto, yo creo que hay economías pujantes, otras que están más que consolidadas, y otras que necesitan un empujón y una evolución final para tener un recorrido y un desarrollo mejor del que tienen ahora mismo. La implicación de la sociedad civil y de las administraciones es fundamental para conseguir esos objetivos. Hay que hacer ver, no doblegar ni muchísimo menos, sino hacer ver a la parte política que el destino de las personas lo marcan las personas y no unas normas escritas en un papel. Esas normas son precisamente a base de la voluntad y de ese destino que debemos regir y marcar todos.

-¿Y la parte menos amable cual sería?

-La parte más dura es esa parte de la población que está necesitada y que no tienen recursos para afrontar el día a día. Todos tenemos que tocarnos el corazón y saber qué podemos aportar y qué podemos llevar a cabo para reducir la dureza del día a día para todas esas familias que siempre son muchas. Aunque fueran diez siguen siendo muchas pero es que estamos hablando de muchos miles. Se pueden hacer muchas cosas entre todos los que conformamos la sociedad onubense para paliar esa situación. La solución no es dar pan al que tiene hambre, la solución es buscarle el hueco para que pueda buscarse el pan por sus propios medios y mientras tanto apoyar a los que alivian ese dolor con las ayudas que se ponen en marcha por organizaciones como Resurgir.

-¿Que puede hacer o hace FOE para activar esa economía productiva necesaria para paliar las situaciones que estamos describiendo?

-La FOE tiene unos objetivos muy claros y son los beneficios de la consecución de esos objetivos los que pueden permitir minorar el número de damnificados en nuestra ciudad y nuestra provincia. Nuestro objetivo es que haya más empresas y que esas empresas generen riqueza y empleo. El empleo y la riqueza no los pueden administrar las instituciones públicas, eso es una responsabilidad de las empresas por encima de cualquier otra consigna partidista o ideológica. Esta sociedad se desarrolla sobre dos pilares fundamentales los empresarios y los trabajadores, la FOE y los sindicatos. La buena comunión para alcanzar estos objetivos dará lugar, a pesar de los gobiernos, a conseguir que en Huelva, en Andalucía y en España haya más empresas, que sean más rentables, que repartan más riqueza y que generen más empleo, y eso es una gota que por perforación llega hasta la base de la sociedad, que es la familia.

-La solución es el empleo, aunque para pescar tenemos que encontrar el rio donde hacerlo.

-Claro, pero esta es una consecuencia de que desde hace décadas venimos haciéndolo mal en esta materia. No nos hemos despertado y hemos descubierto que está mal. En España se lleva haciéndolo mal desde hace tiempo y en Andalucía más tiempo todavía.

-¿Todo se ha hecho mal?

-No. Se han hecho cosas muy bien aunque quizá mejorables. Algunas políticas sociales tendrían que haber contemplado ese carácter fraternal que deberían tener en algunos aspectos las instituciones públicas. El Estado en esa parte de servicio social ha hecho algunos hitos bastante importantes. Hay instituciones como la eclesiástica, denostadas tiempo atrás, que hemos conocido ahora lo que significan en el PIB nacional. Cuando he conocido el estudio sobre ese impacto en la sociedad me quedé fascinado, un impacto superior a los 22 mil millones de euros. No habrá tiempo para agradecerle a la Iglesia esas acciones que lleva a cabo.

-¿Hasta dónde puede llegar la responsabilidad del ciudadano por no saber encontrar las soluciones para erradicar esas necesidades?

-Esa es nuestra obligación, lo que pasa es que el ser humano desde que nace empieza a ser egoísta. Todo parte de la educación, todo ser humano tiene la obligación de ayudar al prójimo, pero es necesario que se le haya educado en ese sentido. Cada persona tendría que involucrarse en incardinar ese mensaje de ayuda a los demás, esa es la solución más cercana, la más barata y la más justa y eficiente.

-¿Qué prioridades tiene Huelva para que podamos salir de la situación en la que nos encontramos?

-Hay que apostar claramente por las empresas de Huelva, por su desarrollo socio económico, y eso nos lleva a algo tan sonado para nosotros como las infraestructuras, algo fundamental, pero no la excusa definitiva. Si no las conseguimos tenemos que hacernos mucho más prácticos. Hay que vencer esa deuda histórica de inversión de las administraciones central y andaluza, incluso local, con esta tierra. Las administraciones tienen en su mano facilitar mediante normativas más flexibles, más razonadas y más prácticas, la implantación de empresas o industrias que son fundamentales para la provincia. Cuando se habla de industria siempre pensamos en dos chimeneas echando humos. La industria no es eso, esa parte de industria en Huelva queda cada vez menos y la que hay es tremendamente eficiente. La industria tiene que desarrollarse sin miedos, la industria minera que está en Huelva es la más avanzada tecnológicamente que hay en el mundo, tenemos un potencial minero reconocido a nivel mundial y hay que impulsarlo dándonos normas flexibles y adecuando las infraestructuras. Una vía férrea que lleve el material hasta el puerto es mucho más competitivo que la carretera sin desdoblar desde hace montones de años prometida por todos los políticos. Una situación verdaderamente lamentable.

-¿Cómo puede colaborar FOE con las organizaciones que trabajan en favor de los necesitados?

Lo más importante que puede hacer FOE es la difusión. Muchas veces las cosas no se acometen porque no se conocen, no porque no sepan que existen organizaciones como Resurgir, sino porque no saben cómo colaborar con ellas. Y esa información sí la puede dar a conocer FOE a través de las Asociaciones que la componen. Trataremos de hacerles llegar vuestro ejemplo para subsanar entre todos estas situaciones de precariedad en la que se encuentran muchas familias de Huelva, por eso trataremos de mejorar con nuestra colaboración la vida de esas personas. Nuestros principios son de solidaridad y de concienciación y podemos ser una buena plataforma para que Resurgir y la labor que hace se difunda y se pueda conseguir personas y empresas que quieran colaborar.

-¿Qué le provocó la visita a nuestro Economato de hace unos días?

-Yo me considero lo suficientemente sensible para que este tipo de cosas me hagan pensar. Me pongo en el papel de los que estaban comprando en el Economato y me pregunto cuánto de orgullo y dignidad te tienes que tragar, cuánto mal lo tienes que pasar para llegar a esta situación. Todo aquel que tenga corazón tiene que saber que ayudar a los demás en los momentos duros es un acto de generosidad y de solidaridad, no de caridad, para la sociedad en la que vive.

-Una despedida…

-Mi agradecimiento para la labor tan poco reconocida, pero tan importante que se hace desde Resurgir, mi agradecimiento a todos los voluntarios.

UNA ENTREVISTA DE

Ernesto B. Seijas

Nuestra revista

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: “La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas”.

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Sonríe. Es tiempo de agradecer

Cda vez somos más las personas y entidades empeñadas en diseñar esa nueva economía basada en parámetros humanos.

Huelva: salir de la espiral de la pobreza

La pobreza tiene muchos matices. Cuando uno cae en ella, no solamente es pobre económicamente.

Solidaridad: mucho más que una palabra

Entrevistamos a algunos de los voluntarios que están ayudando a hacer posible este maravilloso proyecto.

Objetivo: Hambre Cero

Cada vez son más las personas y entidades que se suman al desafío Hambre Cero.

Despierta, actúa, busca el compromiso

Incluimos una entrevista al alcalde de Huelva, Gabriel Cruz.

Descubriendo otra realidad

Entrevistamos a Juan José García del Hoyo, Presidente del CES y catedrático.

Artículos publicados

Juan José García del Hoyo, Presidente del CES: “Espero que esta Huelva despierte”

Los cambios necesarios deben comenzar por una inversión pública que compense el déficit acumulado y eso significa carreteras, con una nueva conexión con Extremadura que permita la salida de productos a través de la Vía de la Plata; significa infraestructuras ferroviarias, al menos una línea moderna del siglo XXI y no una del siglo XIX…

El final del júbilo

¡Lástima de tribu deshonrada!,
nos han crecido con hedor el olvido,
quién vivirá con dignidad su júbilo,
quién puso la hebilla tan alta
para acabar la vida en el desaire,
quién movió la escalera.

Huelva capital: otro escenario económico debe ser posible

Trasladándonos en el tiempo más de quinientos años, dar la vuelta a la situación económica de Huelva capital es el proyecto. Igual que D. Cristóbal buscaba abrir una nueva vía que conectara occidente con oriente, ahora hemos de encontrar una nueva vía para conectar el pasado y el presente con el futuro.

El nenúfar que brota, saliendo a la superficie

La gente que está detrás de Resurgir es nada más y nada menos que buena gente. Humanos con sus propias vidas y, sin duda, con sus propios problemas, que deciden no pasar de largo ante el sufrimiento ajeno.

Entrevista con D. José Villaplana, Obispo de Huelva

Resurgir está siendo una iniciativa muy interesante e importante que especialmente en esta época de crisis está ayudando a muchísimas personas.
Hay que tomar ejemplo, y todas las entidades tenemos que ser conscientes de que el tema de la pobreza nos invita siempre a plantearnos nuevos retos y nuevas perspectivas porque es muy cambiante.

Un mundo habitable para sensibles

Ayer se acercó Juan al basurero,
era su debut como pobre,
le dolieron las tripas
y vomitó en el contenedor
soltando la primera lágrima.